Española

Post de Sara Collantes, responsable de Políticas de Infancia y Desarrollo de UNICEF Comité Español.

Aunque los alarmantes niveles de pobreza infantil nos siguen quitando el sueño todos los días, despedimos el año 2014 con una buena noticia: el Gobierno acaba de finalizar los trabajos de la primera Estrategia de Infancia de la Cooperación Española y esto merece un sonado aplauso.

El impulso y el compromiso de la Secretaría General de Cooperación Internacional para el Desarrollo ha sido fundamental, si bien las felicitaciones hay que hacerlas extensivas también a todas las entidades que desde hace más de tres años hemos venido contribuyendo con dedicación al logro de este objetivo: Acción contra el Hambre, Ayuda en Acción, Educo, Entreculturas, Plan Internacional, Plataforma de Organizaciones de Infancia, Proyecto Solidario, Save the Children, UNICEF Comité Español y World Vision.
Todos los países que han firmado la Convención sobre los Derechos del Niño, se han comprometido no sólo a garantizar que los niños que residen en su territorio disfrutan de sus derechos. También asumen responsabilidad en la garantía de los derechos de la infancia fuera de sus fronteras, en países que no cuentan con la capacidad de hacerlo por sí mismos a causa de la pobreza, los conflictos armados o la debilidad institucional.
Esta responsabilidad “extendida” que tienen países como el nuestro con los derechos de la infancia, se concreta principalmente a través de la política pública de cooperación internacional para el desarrollo.
España ha dado este 19 de diciembre un paso más en este camino, aprobando el documento que orientará a los actores de la Cooperación Española (técnicos de las agencias de cooperación, ONGD, universidades, empresas…) en los asuntos relacionados con la infancia.

IMPLICACIONES PARA LOS PAÍSES EN DESARROLLO

¿Y qué implicaciones concretas tiene esto para los niños y niñas que viven en los países a los que llega nuestra ayuda oficial?
El cambio es muy relevante, porque refuerza y mejora la calidad del trabajo que se hace por la infancia, que ya no formará parte de un grupo amplio poblacional sin especificar, sino que se considerará protagonista denecesidades y derechos específicos que deben tenerse en cuenta.
A partir de ahora, se cuestionarán más las actuaciones de cooperación que, pretendiendo mejorar las condiciones de vida de la infancia, no escuchen primero la voz y la opinión de los niños. También se deberá tener siempre en mente que los niños y niñas necesitan una atención preferente y que las medidas generales que se toman pensando en la población en general, no tienen por qué ser suficientes o adecuadas para la supervivencia o el desarrollo de la infancia.
Cuando se construya un pozo, no se olvidará de instalar sistemas de seguridad que prevengan accidentes infantiles; cuando se pongan en marcha planes para mejorar la nutrición, no se pasará por alto que el esfuerzo tiene que redoblarse durante los primeros años de vida; cuando se diseñen los programas de salud, las medidas para reducir la mortalidad infantil tendrán un lugar predominante; cuando se decida la ayuda humanitaria que se va a distribuir en una catástrofe, se considerará la importancia de proteger a los niños que vagan solos en mitad del caos…

EL INTERÉS SUPERIOR DEL NIÑO, SIEMPRE POR DELANTE

Esta Estrategia asume una consideración primordial que establece la Convención sobre los Derechos del Niño: en todas las acciones y decisiones que se tomen en relación con la cooperación y que afecten a la infancia, el interés de los niños y niñas será siempre el que prime frente a otros (este es el “interés superior del niño”). Si se aplicara esto de verdad, otro gallo cantaría para la infancia. No olvidemos que más de la mitad de las personas que viven en los países que reciben ayuda al desarrollo tiene menos de 18 años.
Se abre un mundo de posibilidades a las que, a partir de ahora, nos toca seguirles la pista, puesto que somos conscientes de que las buenas palabras no se convierten por sí mismas en realidad.
De la mano de la administración pública y en colaboración con el resto de organizaciones que trabajan por los niños y niñas que sufren la cara más amarga de la pobreza, la desigualdad y los desastres, lucharemos a partir de este momento para que los principios y actuaciones propuestas en esta nueva Estrategia se apliquen en la práctica.
Y no sólo eso, porque ahora toca también acompañar la estrategia con unos recursos crecientes que permitan que la cooperación española de verdad marque huella en la realización de los derechos de los niños y niñas más desfavorecidos del planeta.
Con todo, esta sensación de que el trabajo no está acabado, no merma nuestro sentimiento de satisfacciónante este gran avance al que hemos dedicado mucho tiempo y esfuerzo.
Han sido tres años de excelente trabajo colaborativo, que nos reafirma en la importancia y necesidad de tejer redes y alianzas y, entre todos, situar los retos que enfrenta la infancia en el corazón de la agenda políticaen España. Queda tarea, pero este es el camino.
Nuestra compañera Marta Arias se preguntaba hace unos años si realmente la infancia estaba más allá de la foto (es difícil, decía, encontrar un folleto sobre cooperación al desarrollo que no tenga la cara de un niño o una niña en su portada…). En el año que celebramos el XXV aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño podemos de decir que sí. Enhorabuena y gracias a todos los implicados en este largo pero fructuoso trabajo. ¡A seguir!

UN AÑO DE COMPROMISO CON LA INFANCIA TAMBIÉN EN LA UNIÓN EUROPEA

Buenas noticias llegan también del ámbito europeo. El compromiso que ha asumido la Unión Europea con la infancia (la promoción y protección de sus derechos es uno de los objetivos generales de la Unión Europea) ha adquirido con ocasión del XXV Aniversario de la Convención un mayor grado de concreción por parte de las dos instituciones con capacidad decisoria.
Tanto el Consejo como el Parlamento han reafirmado su compromiso y realizado una llamada a la acción a instituciones y Estados Miembros para que adopten medidas que refuercen la protección de la infancia. El Parlamento Europeo, además de aprobar una Resolución específica, también ha anunciado la  creación de un intergrupo de infancia en el que distintas fuerzas políticas con representación en la Eurocámara abordarán y promocionarán los asuntos relacionados con la infancia en el conjunto de políticas europeas.

La coordinadora de ONGD detalla cómo cada vez más entidades aspiran a obtener unos fondos públicos que siguen reduciéndose: los del Gobierno Foral han caído hasta ser el 0,11% del presupuesto.

“Al final, las ONG no sabemos qué proyectos van a continuar de un año a otro”, lamenta la presidenta del colectivo, Patricia Ruiz de Irizar.

La Plataforma de Entidades Sociales convoca una concentración este martes frente al Parlamento para exigir un modelo fiscal más justo.

Un proyecto desarrollado por la ONG Mugarik Gabe en Guatemala.

Un proyecto desarrollado por la ONG Mugarik Gabe en Guatemala.

La Lotería no solo se juega el 22 de diciembre. Las Organizaciones No Gubernamentales lamentan que participan en ella cada año cuando concurren a las convocatorias públicas para obtener fondos. Una zona en desarrollo, un proyecto bien defendido y la voluntad de continuar el trabajo establecido pueden ayudar a lograr esas subvenciones, repartidas según unos criterios técnicos, pero el problema llega cuando muchas otras entidades de prestigio compiten por unos presupuestos cada vez más reducidos. En el caso del Gobierno de Navarra, la cifra ha bajado desde 2011, con la crisis, de forma drástica, y muy por encima de los ajustes realizados en otras áreas. En tema de cooperación al desarrollo, ha sido de en torno a un 80%. De contar con un 0,50% del presupuesto foral se ha pasado a un 0,11%.

“Al final, las ONG no sabemos qué proyectos van a continuar de un año a otro. Las entidades más grandes igual pueden aspirar a obtener financiación estatal o, incluso, europea, pero las más pequeñas, las que dependan únicamente de las subvenciones navarras, saben que van a tener que paralizar proyectos”, cuenta la presidenta de la Coordinadora de ONGD de Navarra, Patricia Ruiz de Irizar. Este colectivo, creado en 1998, agrupa en la actualidad a 60 entidades.

Por razones como estas, es habitual ver a ONG volcadas en la captación de socios, y entidades como  Médicos del Mundo Navarra o  Cruz Roja insisten en la necesidad de no depender únicamente de fondos públicos. De lo contrario, puede ocurrir como ahora, con las entidades esperando a que entre finales de año y comienzos de enero se publiquen las bases de la nueva convocatoria foral, que en principio se resolverá en marzo. Estas fechas son el resultado también de las reivindicaciones de las propias entidades, que exigieron que se tramitaran antes estas convocatorias para conocer qué proyectos podrían seguir adelante y cuáles, como explica Ruiz de Irizar, se verán afectados por “un paréntesis”, algo que en iniciativas en las que a menudo se piensa “a medio o largo plazo” puede resultar no solo una vuelta a empezar, sino un retroceso.

Esto es precisamente lo que la propia Coordinadora de ONGD, representada por Mariaje Huici, Amaia Leránoz y Enrique Abad, denunció la semana pasada en el Parlamento foral, a donde acudió para advertir al Gobierno Foral de que no puede continuar por esta senda de tijeretazos “drásticos” en cooperación internacional. “Fuimos un referente en cooperación al desarrollo y ahora lo somos por lo contrario, por los recortes”, apuntó Huici. “Estamos a la cola de España de Europa”, sentenció Leránoz.

Estas portavoces pusieron sobre la mesa las cifras: cuando el objetivo, en general, era llegar a destinar a cooperación al desarrollo un 0,7% del presupuesto, Navarra antes de la crisis había llegado al 0,50% y, ahora, se ha quedado en un 0,11%. Para la coordinadora, estas cifras resultan especialmente llamativas si se comparan con, por ejemplo, las destinadas por el Ayuntamiento de Pamplona para este fin, una entidad donde también gobierna UPN y que llegó a superar ese 0,7% y que, ahora, ha reducido ese porcentaje, “pero en la misma cuantía en la que ha recortado en otras áreas”, precisa Ruiz de Irízar. De ahí que la presidenta de este grupo de ONGD insista en que invertir en cooperación al desarrollo es una cuestión de “voluntad política”.

Por una fiscalidad más justa

En cualquier caso, para las ONGD, la cooperación debería entenderse como una política social más. Abad insistió, en este sentido, en la necesidad de plantear una fiscalidad en Navarra que comprenda que destinar recursos a zonas en desarrollo no es una cuestión de caridad, sino de atender unos problemas “globales”. De ahí que la Plataforma de Entidades Sociales (en la que, a su vez, está integrada la Coordinadora de ONGD) haya convocado para este martes, coincidiendo con la celebración del Pleno en el Parlamento que abordará la reforma fiscal propuesta por el PSN, una conferencia de prensa junto a la Cámara para reclamar un modelo fiscal más justo.

De entrada, la coordinadora ya reclamó a los grupos parlamentarios que, de cara a las elecciones, se comprometieran a recuperar la inversión en estos proyectos, destinando un 0,2% del presupuesto foral para finales de 2015 y un 0,50% para el final de la legislatura. Con el 0,7%, eso sí, siempre en el horizonte.

Vean, sobre todo, el punto 8 de este decálogo de recomendaciones y sugerencias de esta noticia.

 

Los contribuyentes podrán ahorrar hasta 2.900 euros en su declaración si aprovechan las novedades de la reforma fiscal

La reforma fiscal que entrará en vigor en enero marcará la próxima campaña de Renta, ya que muchas de las deducciones a las que se podrá optar dependerán de las decisiones que se tomen antes de que acabe el año.

 | 02 Diciembre 2014 

Los que no firmen un contrato de alquiler antes de que acabe el año perderán la deducción en 2015

Por ello, los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) estiman que los contribuyentes se pueden ahorrar hasta 2.900 euros en su declaración de la Renta sacando el máximo partido a las novedades de la reforma fiscal, excluidas las ventajas fiscales de la venta de inmuebles antes o después de 2015.

Una de estas novedades afecta a la deducción por alquiler de vivienda habitual, que desaparecerá para aquellos alquileres que no se firmen antes de 2015, una medida que actualmente beneficia a 870.512 personas y que supone un coste de 185 millones para el Estado, con una deducción media de 212 euros.

Además, los Técnicos señalan que, a la hora de decidir sobre los consejos fiscales, hay que tener en cuenta algunos aspectos de la reforma fiscal que traerá novedades como las bajadas en los tipos de la base del ahorro (en la que se incluyen intereses bancarios, dividendos, ganancias patrimoniales, etc), y en la tarifa de la base general (resto de rentas) o la incorporación de la base imponible del ahorro de las ganancias y pérdidas patrimoniales cualquiera que sea el plazo de permanencia en el patrimonio.

Ahorro adicional medio que se puede lograr antes de final de año



(*) Es el importe medio que los contribuyentes pueden reducir adicionalmente al pago en la declaración del IRPF
(**) Es la inversión adicional que como media se necesita para agotar al máximo las deducciones medias declaradas

Fuente: Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA)

Por el contrario, también la reforma traerá aumentos impositivos aunque se ha dulcificado el llamado “hachazo” fiscal inmobiliario, provocado por la desaparición de los coeficientes de actualización o la limitación de los coeficientes de abatimiento, y que supondrá una notable sobre tributación para aquellos que vendan su casa antes o después de 2015.

Pero hay más, las ganancias patrimoniales que las personas mayores de 65 años obtengan a partir de 2015 y reinviertan el capital en una renta vitalicia estarán libres de impuestos, lo mismo que para los rendimientos de los trabajadores en el extranjero. Todas estas novedades son una guía para tomar decisiones económicas antes de final de año, teniendo en cuenta que ya se publicaron en el BOE el pasado 28 de noviembre.

Consejos para aprovechar al máximo la declaración de la renta

Para reducir al máximo la factura fiscal de la declaración de la Renta correspondiente a 2014, que se presentará entre los próximos meses de abril a junio, los Técnicos del Ministerio de Hacienda han elaborado un Decálogo de Consejos Fiscales para ponerlo en práctica antes del inicio del nuevo año.

1. Una oportunidad idónea para los planes de pensiones

Los Técnicos de Hacienda recuerdan que estos últimos días del año pueden ser idóneos para hacer aportaciones a un plan de pensiones, particularmente en 2014, ejercicio en el que se ha prorrogado el aumento de las tarifas del Impuesto sobre la Renta desde 0,75 a 7 puntos porcentuales adicionales, dependiendo del nivel de ingresos.

Gestha recuerda que estas aportaciones no solo garantizarán unos ingresos al final de la vida laboral, sino también un ahorro fiscal desde un mínimo del 24,75%, que en Madrid es de 23,95% o en Extremadura un 24%, hasta un máximo del 52% de la inversión realizada, llegando al 56% en el caso de Andalucía, Asturias y Cataluña. El siguiente cuadro muestra que, a igualdad de importes invertidos en planes de pensiones, la ventaja fiscal en las mayores rentas es más del doble que para las rentas medias.

Ahorro fiscal de las aportaciones a planes de pensiones según el nivel de renta*


*En una horquilla variable según la comunidad autónoma de residencia
Fuente: Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA)

La ventaja para este tipo de aportaciones es mayor este año, ya que el gravamen complementario se ha establecido temporalmente para los años 2012, 2013 y 2014 y, además, hay que tener en cuenta que la reforma fiscal pendiente disminuirá el próximo año las tarifas del impuesto. Por otra parte, la cantidad límite que se puede aportar a este tipo de planes es 10.000 euros, si bien aumenta hasta los 12.500 euros cuando el partícipe tiene más de 50 años. La reforma fiscal disminuirá este límite a 8.000 euros independientemente de la edad.

Además, este límite no puede superar el 30% de los rendimientos del trabajo y actividades económicas o el 50%, para los mayores de 50 años. La reforma fiscal fijará este límite en el 30% independientemente de la edad. Por otro lado, si el cónyuge no dispone de rentas netas del trabajo ni de actividades económicas o no son superiores a los 8.000 euros, los Técnicos aconsejan realizar aportaciones a un plan de pensiones a su nombre por un máximo de 2.000 euros, que aumentará a 2.500 a partir de la reforma fiscal. También son deducibles las aportaciones a favor de familiares con discapacidad hasta un tercer grado de parentesco.

El atractivo fiscal aumenta porque el Senado ha enmendado el texto refundido de la Ley de Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones para, a partir de 2025, disponer anticipadamente del importe de los derechos consolidados antes de 2016 y para años posteriores siempre y cuando tengan al menos diez años de antigüedad.

2. Deducción por compra de vivienda para las adquiridas antes de 2013

Los contribuyentes que hubieran adquirido su vivienda habitual o realizaran algún pago para su construcción antes del 1 de enero de 2013, mantienen el derecho a la desgravación en 2015

Gestha recuerda que los contribuyentes que hubieran adquirido su vivienda habitual o realizaran algún pago para su construcción antes del 1 de enero de 2013, mantienen el derecho a la desgravación en 2015 y sucesivos años siempre que hayan deducido por dicha vivienda en 2012 o años anteriores. Pueden deducirse hasta el 15% de las cantidades invertidas, con un límite de inversión de 9.040 euros. Por tanto, puede resultar interesante realizar un pago adicional para amortizar la hipoteca o en relación con la construcción de la vivienda (en este último caso hay un plazo de cuatro años para terminarla) antes de que acabe este año, siempre teniendo en cuenta el límite señalado.

No obstante, en País Vasco y Navarra, que tienen su propio IRPF, pueden seguir practicando deducción por vivienda habitual, también los que adquieran vivienda o inicien su construcción con posterioridad a 1 de enero de 2013.

Los Técnicos recuerdan también que los contribuyentes que hayan satisfecho cantidades antes de 1 de enero de 2013, para ampliar la superficie habitable de la vivienda habitual o llevar a cabo obras para su rehabilitación o adaptación para las personas con discapacidad, pueden continuar deduciendo los importes pagados en 2014, siempre que las citadas obras estén terminadas antes del 1 de enero de 2017. La desgravación ascenderá al 15% del importe invertido, con un límite de inversión anual de 9.040 euros para ampliación y rehabilitación, mientras que la deducción para obras de adaptación de personas con discapacidad es del 20% (un 25% en Cataluña), con un límite de 12.080 euros.

3. Si quieres deducción por alquiler, busca piso antes de final de año

Gestha advierte sobre la desaparición prevista de esta deducción estatal a partir de 2015 –no afecta a las deducciones autonómicas–, al igual que sucedió con la deducción por adquisición de vivienda habitual desde el año 2013. Los inquilinos, hasta ahora, podían deducir el 10,05% de las cantidades satisfechas en el período impositivo por el alquiler de su vivienda habitual, siempre que su base imponible fuera inferior a 24.107,20 euros anuales.

No obstante, si se celebra el contrato de arrendamiento con anterioridad al 1 de enero de 2015, se podrá continuar gozando de esta deducción mientras se cumplan los límites de ingresos, por lo que podría resultar interesante agilizar la búsqueda de piso de alquiler.

Por su parte, los propietarios perderán, a partir de 2015, la reducción del 100% cuando el arrendatario tenga entre 18 y 30 años y unos rendimientos netos del trabajo o de actividades económicas superiores a 7.455,14 euros/año. También aumentará la tributación de los rendimientos inmobiliarios generados en más de dos años y los obtenidos de forma notoriamente irregular en el tiempo, al disminuir la reducción del 40 al 30%.

4. Cuidado con el “hachazo” fiscal inmobiliario

La diferencia de tributación entre transmitir un bien el 31 de diciembre de este año o el 1 de enero de 2015 puede diferir en miles de euros

Si bien el llamado “hachazo” fiscal inmobiliario previsto por el Gobierno se ha suavizado en el Senado, sigue suponiendo un elemento muy importante a tener en cuenta en estos últimos días del año, ya que la diferencia de tributación entre transmitir un bien el 31 de diciembre de este año o el 1 de enero de 2015 puede diferir en miles de euros.

La reforma, en principio, pretendía suprimir los coeficientes de corrección monetaria y los coeficientes de abatimiento que se introdujeron, con la finalidad de corregir el efecto de la inflación en la transmisión de bienes antiguos, en el caso de los primeros, y ofrecer una ventaja fiscal a quienes compraron una vivienda para su uso y no para la especulación, en el caso de los segundos.

Básicamente, los coeficientes de abatimiento permiten aplicar una reducción a las ganancias obtenidas de la venta de elementos patrimoniales no relacionados con actividades económicas y que fueron adquiridos antes de 31 de diciembre de 1994. Estos coeficientes se aplicarán a partir de 2015 solo hasta un importe total de transmisiones de 400.000 euros y a la parte proporcional de la ganancia obtenida hasta el 20 de enero de 2006, pudiendo quedar esta parte libre de tributación.

Por tanto, los coeficientes de abatimiento seguirán siendo aplicables en una buena parte de las transmisiones, aunque los coeficientes de corrección monetaria desaparecerán. Estas dos medidas implican que cuando no hay un excesivo beneficio en la venta y la compra se produjo hace unos años, en general, interesará realizar la venta antes de fin de año, sobre todo si van a realizarse transmisiones por importe superior a 400.000 euros, aunque conviene estudiar detenidamente el impacto fiscal con las fechas e importes concretos para decidir cuándo conviene formalizar la venta.

Así, en transmisiones inferiores a 400.000 euros las diferencias de tributación pueden ser importantes. El siguiente cuadro cuantifica el ahorro que se conseguiría al vender un inmueble por 300.000 euros antes del 31 de diciembre, en lugar de hacerlo después del 1 de enero. Cuando esta diferencia es negativa compensa realizar la venta a partir de enero de 2015.

Diferencias de tributación al vender un inmueble antes de diciembre de 2014 o después de enero de 2015


*Las cifras con signo positivo se corresponden con el ahorro del IRPF al vender en diciembre de 2014
*Las cifras con signo negativo se corresponden con el ahorro del IRPF al vender en enero de 2015
Fuente: Gestha

En el cuadro observamos que, si los valores de adquisición son muy bajos y el margen de beneficio es más elevado, la bajada de los tipos impositivos en 2015 hará más interesante efectuar la venta el próximo año. En cambio, cuanto menores sean las ganancias, será más ventajosa la transmisión del inmueble antes de fin de año. No obstante, si la adquisición fue reciente, como las de 2010 y 2013, también resulta más conveniente, en la mayoría de los casos, efectuar la transmisión el próximo año, ya que la reducción de tipos impositivos tendrá más incidencia que la supresión de los coeficientes de corrección monetaria.

5. Neutralice la tributación de las plusvalías por venta de vivienda habitual

Existe una forma de neutralizar este pago: reinvirtiendo total o parcialmente el importe obtenido por la venta en otra vivienda de carácter habitual

En el supuesto de que el contribuyente haya vendido su casa este año, la ganancia que haya obtenido tributará en la próxima declaración de la Renta entre el 21% y el 27% de su importe. Pero existe una forma de neutralizar este pago: reinvirtiendo total o parcialmente el importe obtenido por la venta en otra vivienda de carácter habitual.

6. Exclusión de ganancias patrimoniales para los mayores de 65 años que constituyan una renta vitalicia

Gestha señala que la reforma fiscal eximirá de tributación las ganancias obtenidas por los contribuyentes mayores de 65 años a la hora de vender cualquier bien, siempre y cuando destinen el  importe total obtenido por la transmisión en la creación de una renta vitalicia asegurada, con un límite de 240.000 euros y en un plazo de seis meses. Por tanto, este cambio normativo puede hacer interesante que estos mayores esperen hasta el año que viene para efectuar una venta de este tipo.

7. Para vender bienes de menos de un año, mejor esperar a 2015

Las plusvalías obtenidas por el contribuyente, como consecuencia de alguna transmisión patrimonial en un plazo inferior a un año, tributan en la base general, que es más progresiva y, por tanto, grava más los importes más elevados. Sus tipos oscilan entre el 23,95% y el 56%, según la Comunidad de residencia. En cambio si la venta se efectúa después de un año de la adquisición del bien, tributa en la base del ahorro a tipos fijos, del 21, 25 y 27%.

No obstante, a partir de 2015 las plusvalías generadas en menos de un año vuelven a tributar en la base del ahorro lo cual hay que tenerlo en cuenta a la hora de planificar cualquier venta.

Gestha aconseja esperar al año que viene y así tributar a un tipo fijo y más bajo, a menos que el resto de sus rentas sean bajas y le pudiera convenir tributar en la base general y no del ahorro

Además, la reforma disminuirá el gravamen del ahorro, situando sus tipos en 2015 en el 20, 22 y 24% y en 2016 en el 19, 21 y 23%, por lo que, si el contribuyente quiere vender un bien determinado que posea desde hace menos de un año, Gestha aconseja esperar al año que viene y así tributar a un tipo fijo y más bajo, a menos que el resto de sus rentas sean bajas y le pudiera convenir tributar en la base general y no del ahorro.

Por otra parte, en relación con las minusvalías de los inversores en Bolsa, Gestha avisa que el final de año es un buen momento para hacer cuentas y materializar las pérdidas generadas por algún fondo de inversión, acciones o derivados financieros, ya que supondrá un ahorro fiscal si se compensan con las ganancias patrimoniales obtenidas, para lo que habrá que tener en cuenta si el periodo de generación ha sido superior o inferior al año, ya que solo se compensan entre sí las que pertenecen al mismo intervalo de tiempo. Y también conviene recordar que no se podrán adquirir esos mismos valores o similares en los dos meses siguientes a la venta.

Debemos tener en cuenta también que la reforma fiscal permitirá a partir de 2015 que rendimientos negativos de capital mobiliario se compensen con ganancias patrimoniales, al igual que las pérdidas patrimoniales (como las derivadas del canje de acciones preferentes) puedan compensarse con rendimientos positivos de capital mobiliario, si bien se establece una limitación a esta compensación, que irá aumentando progresivamente, y que será de un 10% en 2015, subiendo hasta el 25% a partir de 2018.

8. Los trabajadores en el extranjero, exentos hasta los 60.100 euros

Pueden quedar exentos de tributación los rendimientos percibidos por trabajos realizados en el extranjero por personas desplazadas por sus empresas

Ahora que la crisis económica está llevando a las grandes empresas a trabajar en el exterior, Gestha recuerda que pueden quedar exentos de tributación los rendimientos percibidos por trabajos realizados en el extranjero por personas desplazadas por sus empresas, con un límite máximo de 60.100 euros anuales.

Los Técnicos también recomiendan a los ciudadanos que aprovechen estos últimos días del año para contribuir con colegios de huérfanos o entidades similares, pagar cuotas sindicales, de colegios profesionales con carácter obligatorio (éstas últimas con un límite de 500 euros) o de defensa jurídica contra el empleador, que podrían reducir los rendimientos hasta 300 euros.

Gestha anima también a los declarantes a que realicen donativos a alguna ONG, fundaciones, asociaciones declaradas de utilidad pública y, en definitiva, entidades acogidas a la Ley 49/2002, pidiendo siempre un recibo o certificado con sus datos identificativos, fecha e importe donado. El contribuyente podrá desgravarse entre un 25% y un 10% de sus aportaciones, estando exentas las ganancias patrimoniales generadas si donan bienes. En este punto, la reforma fiscal incentiva la fidelización a las donaciones, ya que, al haber hecho donativos en los últimos tres años a la misma entidad, la deducción podrá ser del 75% de los primeros 150 euros.

Por último, las cuotas de afiliación y las aportaciones a partidos políticos pueden reportar al contribuyente algún beneficio adicional, ya que reducen la base imponible hasta un máximo de 600 euros anuales, lo que supondría un ahorro medio en la factura fiscal de 157 euros, que variará según la renta, la aportación del contribuyente, y su comunidad autónoma de residencia. A partir de 2015, esta reducción de la base imponible se convertirá en una deducción del 20% de estas cuotas y aportaciones, igualmente limitadas a un máximo de 600 euros.

9. Cuenta ahorro-empresa para crear una sociedad

A todos aquellos emprendedores que se animen a poner en marcha un negocioantes de cuatro años mediante una Sociedad Limitada Nueva Empresa, Gestha les recuerda que podrán aumentar las aportaciones a una cuenta ahorro-empresa, que permite deducirse el 15% de las aportaciones, hasta el límite de 9.000 euros anuales. Esto puede suponer un ahorro adicional de 357 euros sobre las deducciones medias que está declarando. La reforma fiscal eliminará esta deducción a partir del próximo año y, además, aclara que no podrá añadirse a la deducción por inversión en empresas de nueva o reciente creación el importe de las acciones o participaciones adquiridas con el saldo de cuentas ahorro-empresa si ya han sido objeto de deducción.

10. Incentivos para la financiación de los ‘business angels’ o del capital ‘semilla’

Los amigos y familiares de quienes quieran montar su propia empresa siguen de enhorabuena porque, además del apoyo al futuro negocio, tendrán una recompensa fiscal

Los amigos y familiares de quienes quieran montar su propia empresa siguen de enhorabuena porque, además del apoyo al futuro negocio, tendrán una recompensa fiscal. La ley de Emprendedores estableció un incentivo fiscal en la ley del IRPF desde el 29 de septiembre de 2013 a favor de los ‘business angels’ o de las personas interesadas en aportar capital para el inicio de una actividad o ‘capital semilla’, de modo que se puedan crear nuevas empresas incorporando a su accionariado a estos inversores por un plazo entre tres y doce años.

Este tipo de inversiones permite una deducción del 20% en la cuota estatal del IRPF de la inversión realizada al suscribir las acciones o participaciones de la sociedad, siendo la base máxima de la deducción de 50.000 euros anuales, limitada a una participación nunca superior al 40% del capital de la entidad. Asimismo, se fija la exención total de la plusvalía al salir de la sociedad, siempre y cuando se reinvierta en otra entidad de nueva o reciente creación.