Destacadas

La incomparable reducción de la AOD española

No se compara con la reducción de otros países en crisis en su AOD. Ver gráfico completo aquí, el cual  revela claramente la espectacular caída de la AOD española, sin posible comparación ni justificación (simplemente a causa de la crisis). Pinche en la foto de arriba para ver el gráfico completo (con años) y observar la subida y posterior caída de los niveles de AOD de España.

Tomado de blog 3500 millones de El País (7 de febrero 2014): Sálvese quien pueda

Por: Gonzalo Fanjul | 07 de febrero de 2014

Jefe-Gobierno-espanol-Mariano-Rajoy-habla-durante-sesion-68-Asamblea-General-Naciones-Unidas

Mariano Rajoy habla durante la sesión 68 de la Asamblea General de las Naciones Unidas- (EFE)

No se ganan elecciones arreglando países que tus votantes no sabrían situar en el mapa. Con este axioma electoral bajo el brazo, el Partido Popular ha rematado el trabajo que comenzaron sus predecesores y ha convertido la Cooperación Española en lo más parecido a un buen recuerdo. Entre 2010 y 2012 los presupuestos de la ayuda cayeron un 67%, catapultando a España al tercer lugar por la cola de los donantes de la OCDE y poniendo fin a programas que hasta hace poco constituían un sello de identidad de nuestra presencia en el mundo.

El destrozo se justifica en público y en privado con idénticos argumentos: nuestro país cooperaba hasta ahora por encima de sus posibilidades y el recorte responde al mismo ajuste presupuestario que han tenido que realizar otras economías castigadas por la crisis. Los hechos, sin embargo, sugieren una interpretación menos benevolente. Con excepción de períodos puntuales, el esfuerzo relativo de España en este campo ha estado sistemáticamente por debajo de la media de los países europeos (ver gráfico 1). Lo que es más significativo, la ayuda española ha sufrido durante los últimos años un castigo desproporcionado si se compara con países como Irlanda, Portugal o Italia, donde las reducciones de la cooperación no han estado muy por encima del recorte medio del gasto (ver gráfico 2). Todos PIGS, pero unos más que otros.

00 grafico

001 grafico

Si había alternativas, se trata entonces de una opción política con la que el Gobierno extiende al resto del mundo la misma receta del ‘sálvese quien pueda’ que aplica en casa. Pero el aislacionismo es un juego peligroso. Nuestro país había encontrado en la solidaridad internacional una fuente de prestigio barata y eficaz que compensa sus carencias en otros ámbitos, como el militar. Ese modelo se tambalea ahora, negando la salud y la educación a centenares de miles y amenazando de paso importantes objetivos económicos y políticos de España en el exterior, como la silla en el Consejo de Seguridad de la ONU.

El daño es grave, pero no irreparable. Para reconstruir nuestra maltrecha reputación basta con hacer, por una vez, lo que prometió el Presidente Rajoy en la última Asamblea General de la ONU, volviendo “a apoyar estos esfuerzos [de lucha contra la pobreza] con una gran inversión en cooperación al desarrollo generosa, inteligente y eficaz”. La generosidad pasa, en primer lugar, por recuperar la capacidad presupuestaria. Nuestra cooperación debe aspirar a situarse en el medio plazo en el nivel general del conjunto de la Unión Europea, que en 2012 rondó el 0,40% del PIB. Para lograr este objetivo, España debería garantizar que en 2014 no habrá nuevos recortes y establecer un calendario de incrementos lentos pero continuados (y previsibles) de la ayuda a lo largo de la próxima década. Para ello puede apoyarse en mecanismos alternativos de financiación como la nueva Tasa a las Transacciones Financieras aprobada por la UE, que podría llegar a generar en España hasta 5.000 millones de euros anuales. O, siendo menos sofisticados, en cancelar ruinosos programas de armamento como el de los submarinos no flotantes.

Pero el Presidente tiene razón cuando dice que no todo es cuestión de dinero, sino también de cómo se utiliza. La Cooperación Española necesita de forma desesperada una reforma institucional que ponga orden en el gasto y desarrolle estrategias de verdadero impacto contra la pobreza. Ni se puede sostener la dispersión de la ayuda en más de un centenar de países, como ocurría hasta hace poco, ni se puede esperar que una administración ridículamente infradotada como la Agencia Española de Cooperación gestione de manera adecuada miles de millones de euros y ofrezca resultados tangibles a las poblaciones que los reciben y a los ciudadanos que los pagamos.

Tal vez esa rendición de cuentas ayude a establecer vínculos más sólidos entre la cooperación y la opinión pública. Sabemos que buena parte de la sociedad simpatiza sobre el papel con los valores de la solidaridad internacional, pero el impacto de la crisis en España ha enfriado el entusiasmo real por los programas de ayuda. Sus líderes -empezando por el ministro Margallo- pueden contribuir a recuperarlo asumiendo su responsabilidad y defendiendo abiertamente la importancia de estos recursos, su impacto en las poblaciones afectadas y los beneficios que reporta a España.

Así que la cuestión es mucho más simple de lo que parece. Si fueron capaces de encontrar 52.000 millones de euros para salvar a un puñado de entidades financieras y gestores que ya han empezado a hacer caja de nuevo, seguro que pueden encontrar una pequeña parte de ese dinero para rescatar los programas de ayuda que tanto ha hecho por la dignidad y los intereses de nuestro país. Y en eso sí que coincidirán la mayor parte de los españoles.

[Pueden encontrar una versión desarrollada de estos argumentos en mi informe Ahora no podemos parar: razones para reconstruir la ayuda española, que ha publicado recientemente UNICEF Comité Español. LOs gráficos han sido elaborados por Esteve Boix.]

Petición para restablecer asistencia pública sanitaria a emigrantes españoles con 370 mil firmas

Nuevo golpe para los/as emigrantes españoles/as (el decreto para recortar derechos a los/as emigrantes entró en vigor el 1 de enero)  …  Urge la respuesta de los cientos de miles de emigrantes afectados/as, por medio de esta u otras acciones…  La petición se puede firmar y se puede y debe difundir en change.org: aquí 

http://www.change.org/es/peticiones/al-gobierno-restablecimiento-de-la-asistencia-sanitaria-p%C3%BAblica-a-los-emigrantes-espa%C3%B1oles?share_id=sjWDHfxANn&utm_campaign=autopublish&utm_medium=facebook&utm_source=share_petition

El contenido de esta petición, creada por Bárbara Jérez, residente en La Paz (Bolivia) es el siguiente (puede verse en el link anterior):

Petición dirigida a: AL GOBIERNO

Al Gobierno: Restablecimiento de la asistencia sanitaria pública a los emigrantes españoles
Querido Gobierno:

Me llamo Bárbara y soy española, aunque resido en Bolivia desde hace 6 meses.Soy una más de los tantos ciudadanos que nos hemos marchado del país en busca de una oportunidad. Esa oportunidad que ustedes no nos han dado.

Hoy he descubierto que, aprovechando las fiestas de Navidad (unas fechas entrañables durante las cuales pensamos en ser mejores personas), en el BOE del jueves 26 de diciembre de 2013 se incorporó “una nueva disposición adicional, la sexagésima quinta, al Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social”.Este cambio nos deja sin Sanidad Pública a todos los españoles que nos hemos marchado, lo que implica que cuando vayamos a España no tendremos derecho a asistencia médica hasta que volvamos a ser residentes. Bueno, claro, siempre me quedará el sector privado y pagarme un seguro médico. Si puedo costeármelo.

Parece que ustedes ya no se conforman con vernos sin trabajo en España, sino que también nos quitan uno de los derechos que recoge nuestra Constitución (sí, esa que tanto defienden ustedes) y nos obligan a buscar asistencia sanitaria privada. Quizás no todo el mundo pueda pagarla, aunque eso, a estas alturas y viendo todas sus reformas, a ustedes qué más les da.

A través de esta carta quiero hacer constar mi impotencia y mi tristeza ante tal medida. Y no sólo yo me siento así porque, por desgracia, no soy la única en esta situación.

Primero fueron los inmigrantes ilegales. Ahora somos los emigrantes españoles. ¿Quiénes serán los próximos?

Atentamente,

Una joven aventurera

Firma esta petición para que el Gobierno anule esta medida que priva de la Sanidad a tantos jóvenes como yo. Gracias.

 

Se reduce nuevamente el presupuesto en AOD: 234 millones de euros menos para 2014

 

  • La AOD de España retrocede hasta el 0,17% del PIB, similar a la cooperación de 1990.
  • Solo el 45% de la AOD estará gestionada por el MAEC.
  • La AECID sigue perdiendo peso (solo el 12% del total de la AOD española en 2014 estará gestionada por la AECID, que ha visto reducido sus recursos en casi un 74% desde el año 2011).
  • La ayuda humanitaria gestionada por las ONGD se reduce un 80% respecto a 2013 y varió de 17 mil millones en 2011 a 500 en 2014.

“A medida que crezca la economía española, el Gobierno volverá a apoyar una inversión en cooperación al desarrollo generosa, inteligente y eficaz”. Son palabras del presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención en la 68 Asamblea General de las Naciones Unidas, hace apenas una semana.

No se puede dudar de que esa sea su intención, pero lo cierto es que no se corresponde con la realidad. Al menos con la realidad que vende el Gobierno en cuanto a previsiones de crecimiento económico. Si el pasado 27 de septiembre, la vicepresidenta Soraya Saénz de Santamaría anunciaba con orgullo sus previsiones de un crecimiento del 0,7% en la economía para 2014, esta mejoría no se ha visto contemplada en la partida destinada a Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) en las cuentas para 2014.

Esta partida ha vuelto a ser reducida otro año más. Concretamente 234 millones de euros menos que en los presupuestos del año anterior. España destinará 1.814,98 millones de euros a Cooperación y Desarrollo, un 0,17% de la Renta Nacional Bruta (RNB), equiparable al Producto Interior Bruto (PIB).

La AOD ha visto recortado su presupuesto consecutivamente desde 2009, año en el que mayor porcentaje de la RNB supuso con un 0,46%. Muy lejos del 0,7% que se marcaba como objetivo antes de que la crisis económica estallara. De este modo, la AOD española vuelve a índices de 1990, cuando estaba a la cola de los donantes de la Europa de los 15. Ahora ocupa el penúltimo puesto, sólo por delante de Italia, cuya aportación es del 0,13% de su RNB. La media en la UE es de 0,5%. Incluso Portugal (0,27%) e Irlanda (0,48), países con una coyuntura económica similar a la española, aportan más.

¿Cómo afecta este nuevo recorte a las ONG?

“Las subvenciones a ONGD descienden en un 65%, 50 millones menos que el año pasado” Desde la Coordinadora de ONG para el desarrollo de España (CONGDE) , que aglutina a la mayoría de ONGD del país, su presidenta Mercedes Ruiz-Giménez se muestra indignada y preocupada, aunque tampoco le sorprende mucho que por cuarto año consecutivo la AOD sea víctima de la prioridad que la Constitución otorga a los mercados por recuperar lo que han prestado a un interés jugoso.

“Estas cuentas suponen un golpe mortal para la cooperación”, asegura a Público Ruiz-Giménez. No es la primera vez que lo dice. Ha repetido esta misma frase desde que, en 2010, el Gobierno de Zapatero “hiciera caer en picado la aportación a AOD”, recuerda la presidenta.

“Las subvenciones a ONGD descienden en un 65%, 50 millones menos que el año pasado”, apunta Ruiz-Giménez, quien recuerda que “los convenios que firmamos con el Estado son acciones importantes para el desarrollo con programas de 4 años”.

Pero no es el dinero público que les llega lo que más le asusta a la CONGDE, sino el discurso vacío del Gobierno. “Estas cuentas nos preocupan más allá de lo que suponen para las ONG. Rajoy ha prometido ante la ONU que, según se vaya recuperando la economía se incrementaría la ayuda, pero a pesar de anunciar una mejoría, seguimos descendiendo”, critica. “Es una incoherencia con lo que esta publicitando el Gobierno. A Rajoy se le llena la boca hablando ante las Naciones unidas de lo que España contribuye en la lucha pobreza y en la defensa de los Derechos Humanos y en Cooperación al Desarrollo, mientras da un golpe nuevamente a los presupuesto para cooperación”, resume la presidenta de la coordinadora.

AECID, en “peligro de desaparición”

“Otra preocupación añadida es referente a la AECID (Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo)”, prosigue Ruiz-Giménez. Y no es para menos. Según el informe sobre los PGE 2014 para la AOD, elaborado por esta coordinadora, la agencia contará con 36 millones menos, un 14% de reducción, y acumula desde 2011 un recorte del 74% de sus recursos. Además, la AECID sigue perdiendo importancia, ya que sólo gestionará el 12% del total presupuestado la AOD.

“Tenemos miedo de que se debilite tanto que desaparezca. Eso sería un golpe muy fuerte para nuestro sistema de cooperación y para las ONGD, pues recibimos nuestro presupuesto para desarrollar proyectos a través de la AECID”, advierte.

Público ha intentado contactar con la AECID para conocer datos sobre su situación actual y su opinión sobre el presupuesto que manejará este año, pero al cierre de esta edición, no ha tenido respuesta al encontrarse su presidente, Jesús Manuel Gracía Aldaz -actual secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica- en Marruecos de viaje oficial, según informaron fuentes de la AECID. García compareció en el Congreso el pasado lunes para presentar la AOD presupuestada. “No son los presupuestos que le gustaría tener al Gobierno”, dijo, y lo achacó a que “siguen enmarcados en las políticas de austeridad y consolidación fiscal”.

¿Privatización en ayuda al desarrollo?

Por otra parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, responsable por ley de la dirección de las políticas de cooperación, gestionará el 45% de la AOD. El de Hacienda un 48%, lo que alarma a la CONGE. “Es una incoherencia la pérdida de peso de Exteriores y el fortalecimiento de Hacienda”, asegura la presidenta de la CONGDE, quien recuerda que es el ministerio de Montoro el que realiza las aportaciones a cooperación a las que España, como miembro de la UE, está obligada a hacer.

“Esto abre el paso a una posible privatización en materia de cooperación y ayuda al desarrollo mediante la colaboración público-privada“, advierte la presidenta Ruiz-Giménez. “La aportación de empresas y fundaciones a la AOD puede ser beneficiosa en algunos momentos, pero también puede provocar problemas debido a cierto descontrol en la regulación del trabajo que llevan a cabo. Si esto aumenta pedimos que la empresas se sometan a la transparencia y rendición de cuentas que se les exige a la ONGS”, puntualiza.

Otro hueco por el que se pueden colar las empresas privadas es el de la ayuda humanitaria. Aunque se destinarán 4,5 millones más que en 2013, “lo hace en ayuda bilateral, pero no a través de las ONGD, que pierden un 80% de estos fondos siendo una pieza clave y diferencial a la hora de hacerlos llegar a las víctimas”, sostiene Ruiz-Giménez. En 2013, la ayuda humanitaria gestionada a través de ONGD fue de 2.500 millones, la mitad que en 2012 y muy lejos de 2011 cuando éstas disponían de 17 mil millones. En 2014 serán solo 500 millones lo que las ONGD tendrán a su disposición.

Al mismo tiempo, la CONGDE acusa un recorte de entre el 2% y el 15% en todos los programas del Ministerio de Exteriores, salvo en Cooperación, promoción y difusión cultural, en el se encuentra la publicidad por todo el mundo de la Marca España, que sube su partida un 31%.

En definitiva, los presupuesto que Montoro y Rajoy han llamado “de la recuperación”, son para la presidenta de la Coordinadora de ONG para el Desarrollo de España “los de la incoherencia y lo que van a incrementar la pobreza a tanto a nivel nacional como en otros contextos en los que tenemos responsabilidades y supone un golpe mortal en materia de Cooperación para el Desarrollo”, concluye.

Tomado de Público, Julio Vargas (10 de octubre de 2013): España retrocede 20 años en Ayuda Oficial al Desarrollo

Al final del artículo del periódico citado puede verse el análisis de la CONGDE al respecto.