Noticias

Día de Acción Global contra el Gasto Militar: 12 de abril

Nota de prensa de la campaña

Tomado de http://antimilitaristas.org

Vídeo de 44 segundos sobre el gasto militar: Gasto militar Fundacion per la Pau

 

El martes, 12 de abril, personas de más de 35 países participarán en el primer Día de Acción Global contra el Gasto Militar. Las acciones incluyen una protesta frente a la Casa Blanca a mediodía. También habrá acciones en las oficinas de la ONU en Ginebra (Suiza), una marcha en Kampala, una manifestación en Dhaka, una concentración de mujeres por la paz en Seúl, y mucho más.

 

El Instituto de Estudios Políticos de Washington, y el International Peace Bureau de Ginebra son los coorganizadores del evento. Más de 100 organizaciones, incluyendo Religions for Peace, Scientists for Global Responsibility, American Friends Service Committee, Win Without War, y Fellowship of Reconciliation (y también la Fundació per la Pau, el Centre Delás de Estudios para la Paz y la red de grupos de Alternativa Antimilitarista-MOC en el Estado español) le dan su apoyo.

Esta acción global tendrá lugar un día después de la publicación el día 11 de abril de las cifras para 2010 del gasto militar global, por parte del Instituto de Investigación para la Paz de Estocolmo (SIPRI). En 2009, el mundo gastó más 1,5 billones de dólares (1 billón de euros). Incluso en medio de una grave crisis económica global, el gasto militar se ha incrementado, siendo EEUU responsable de casi la mitad de todo el gasto. «Con EEUU dentro de una crisis presupuestaria es urgente que nos movamos desde las imposiciones militares a las necesidades humanas», dice John Feffer, del Institute for Policy Studies y uno de los organizadores del Día de Acción Global.

«Mientras, otras crisis han supuesto grandes demandas a los recursos mundiales: cambio climático, terremotos, pobreza global, proliferación nuclear, y la amenaza de epidemias. Cada vez mayores fondos son necesarios para reparar las sociedades que han sido dañadas por la guerra y el conflicto, incluida la reciente guerra en Libia.»

«Como consecuencia de la crisis económica mundial, algunos gobiernos -sobre todo en Europa- están empezando a recortar el gasto militar. Pero no van a redirigir los ahorros que obtienen con estas reducciones hacia necesidades social/ambientales o a combatir la pobreza a menos que les presionemos para que lo hagan», dice Colin Archer de International Peace Bureau y otro de los organizadores del Día de Acción Global.

«Por eso estamos emprendiendo un serio esfuerzo de movilización mundial -que empieza el 12 de abril- para hacer visible nuestras demandas para que se alimente a la gente, no al complejo militar-industrial.»

La acción en la Casa Blanca, que tendrá lugar a mediodía, incluirá poesía, marionetas, y representaciones gráficas del gasto militar. Representantes de organizaciones de paz y derechos humanos a nivel local y estatal presentarán «datos-relámpago» que demuestran vivamente cómo pueden usarse nuestros dólares militares más efectivamente para crear empleo, combatir el cambio climático y reducir la pobreza.

Por favor, visitad nuestro sitio web, demilitarize.org, para más información sobre el Día de Acción Global contra el Gasto Militar, las organizaciones que lo apoyan, y las acciones concretas que se llevarán a cabo.

El Institute for Policy Studies es una comunidad de alumnos de enseñanza pública y organizadores que vinculan paz, justicia y medio ambiente, tanto en los EEUU como globalmente.

El International Peace Bureau recibió el Premio Nobel de la Paz en 1910 con 320 organizaciones asociadas en 70 países.

Manifiesto en el Estado español para el día contra el gasto militar: Salgamos de la crisis reduciendo el gasto militar

 Marzo 2011

En marzo de 2011, el Centro Delàs presentó el informe: Exportaciones españolas de armamento 2000-2009. En él se muestra que España se ha consolidado como uno de los exportadores de armas del mundo más competitivos, sólo detrás de las grandes potencias mundiales. Además, las ventas españolas no respetan en gran medida la legislación nacional y de la Unión Europea de venta de armamento.

Su autora es Tica Font, investigadora del Centro Delàs

Ver otros informes http://www.centredelas.org/index.php?option=com_content&view=category&layout=blog&id=52&Itemid=85&lang=es,

Materiales de trabajo http://www.centredelas.org/index.php?option=com_content&view=category&layout=blog&id=45&Itemid=86&lang=es

Artículos sobre armamentismo http://www.centredelas.org/index.php?option=com_content&view=category&layout=blog&id=39&Itemid=60&lang=es

Los polos se derriten más rápido, según la NASA

Los polos se derriten cada vez más rápido, dice la Nasa.

El nivel del mar sube 1.3 milímetros al año

Está confirmado el deshielo de los dos polos geográficos del planeta.

Tomado de La Primerisima (Nicaragua).Los Angeles. Agencias y La Vanguardia. | 9 marzo de 2011

Un estudio de la NASA advierte de que Groenlandia y la Antártida están perdiendo masa a un ritmo acelerado y sugiere que las capas de hielo de los Polos se están derritiendo con más rapidez que los glaciares de montaña que, hasta ahora, eran considerados los principales causantes de la subida global del nivel del mar. Los glaciares de Groenlandia (ubicados en el Ártico hacia el Polo Norte), el hielo de los países ribereños del Ártico y el hielo de la Antártida están perdiendo su masa a un ritmo acelerado, que predice –según los científicos de la Nasa– un aumento del nivel de superficie de los océanos y de los mares que se acelera más de lo previsto hasta la fecha.

Según ha señalado la agencia espacial el estudio realizado entre 1992 y 2009, el más largo realizado sobre el tema, ha podido comprobar cómo las capas de hielo de los Polos perdieron un promedio de 36,3 gigatoneladas más de lo que lo había hecho el año anterior. Los científicos de la Nasa lanzan una seria advertencia a la comunidad internacional: “El aumento del nivel de los océanos podría producirse antes de lo que los modelos climatológicos aseguran en la actualidad“.

Esta conclusión, tras veinte años de estudios por satélite de imágenes tomadas desde el espacio sobre la evolución del hielo en los polos, muestra que el año 2006, Groenlandia y la Antártida perdieron en su conjunto 475.000 millones de toneladas de hielo de media. Este volumen es suficiente para elevar el nivel de la superficie de los océanos en 1,3 milímetros de media por año, según el estudio dado a conocer por la oficina que dispone la Nasa para este tipo de estudios en el municipio estadounidense de Pasadena, en el estado de California. Cada año, las dos masas de hielo analizadas desde el espacio han perdido 36.000 millones de toneladas de hielo de media respecto del año anterior.

Si las tasas de deshielo continúan a este ritmo en los próximos cuarenta años, los científicos de la Nasa aseguran que la pérdida de hielo provocaría un aumento de la superficie marina global de la Tierra de 15 centrímetros el año 2050. A esta cifra habría que añadir ocho centímetros en lo que se refiere a la pérdida de hielo por fundición de los glaciares de las montañas y de la nieve en altas cotas terrestres. También habría que sumar nueve centímetros, resultado de la dilatación térmica de las aguas. En total, un aumento de 32 centímetros de los niveles del mar, según los expertos.

La pérdida de la capa del hielo provocada por un incremento de la temperatura ambiente no ha sido demostrada por un informe de intrépidos científicos desplazados al Ártico y la Antártida, sino por el último estudio realizado con fotografías y comparativas de imágenes por satélite de la Nasa, el organismo espacial estadounidense.

El estudio ha sido publicado en la edición del mes de marzo de la publicación Geophysical Research Letters, y es el resultado de la investigación más duradera de los expertos del organismo espacial sobre la evolución de los cambios de las masas de hielo de los polos terrestres. El diario español La Vanguardia ha tenido acceso a sus conclusiones, entre las cuales está que el aumento de los niveles de agua marina se produce principalmente por el deshielo de los casquetes del norte y del sur del planeta motivado por el aumento de la temperatura terrestre. Como segunda causa de la crecida de las aguas saladas de mares y océanos estaría el deshielo que sufren glaciares y el hielo de las montañas que llegan al mar a través de ríos y lagos. El aumento de estos niveles marinos puede ocasionar cambios en las corrientes oceánicas y modificaciones en la climatología del Hemisferio Norte y en el Sur.

El autor del estudio, Eric Rignot, ha indicado que no es sorprendente que las capas de hielo se derritan antes que los glaciares y afecten al nivel del mar porque “tienen una masa superior”, sino que lo “más extraordinario es que la contribución de las capas de hielo ya esté sucediendo”. Los autores han concluido que si las actuales tasas de derretimiento de hielo continúan a este ritmo en las próximos cuatro décadas, la pérdida acumulada podría elevar el nivel del mar en 15 centímetros para el año 2050. Se trata de unos niveles “muy superiores” a los previstos en 2007 por el United Nations Intergovemental Panel of Climate Change, ha apuntado Rignot.

“El hecho de que el deshielo del Ártico y de la Antártida van a contribuir de forma prioritaria al aumento del nivel de los océanos y los mares en las próximas décadas no es extraño porque suman más masa de hielo del que se encuentra acumulado en las montañas. Pero esto es preocupante porque el aumento del nivel marino será más pronunciado que lo que predijo la ONU en 2007”, ha asegurado el investigador Rignot. El equipo de investigadores de Rignot ha combinado entre los años 1992 y 2009 informes mensuales de medición de los satélites y los ha comparado con los modelos de predicciones atmosféricas en lo que han adaptado la evolución de la pérdida de las masas de hielo en los dos polos. Los científicos aseguran que los modelos de predicción actuales sufrirán cambios si se mantiene el ritmo del deshielo en las próximas cuatro décadas.

Los negacionistas y movimientos ultraconservadores se resisten a aceptar que la Tierra lleva décadas sufriendo un irreversible Cambio Climático por la emisión de gases que calientan la atmósfera (gases de efecto invernadero, de los que uno de los más importantes es el dióxido de carbono que emiten los vehículos) y causan el progresivo deshielo en los polos.